Cálculos en la Vejiga

Cálculos en la Vejiga

Los cálculos en la vejiga, afortunadamente no son un problema tan frecuente y tienen varias posibles causas, sin embargo, se pueden encontrar de forma más frecuente, en hombres mayores de 60 años y usualmente están relacionados a problemas obstructivos del tracto de salida (crecimiento prostático, estenosis de uretra, etc), que interfieren con el buen vaciamiento de la vejiga, manteniendo así una cantidad de orina importante después de haber orinado, propiciando la sedimentación de algunas sustancias presentes en la orina, formando así las piedras dentro de la vejiga.

Los principales síntomas que tienen las personas con cálculos en la vejiga es la presencia de sangre en la orina, que por lo general se presenta al final de la micción. Por otra parte se puede presentar chorro intermitente, incremento en la frecuencia, urgencia, disminución de la fuerza del chorro urinario y algunas molestias en la parte inferior del abdomen.

El diagnóstico muchas veces se alcanza de forma incidental al realizar una radiografía abdominal o durante un estudio por ultrasonido solicitados por algún otro problema. En otras ocasiones, cuando existe sintomatología urinaria, el protocolo de estudio incluye en muchas ocasiones la realización de algún estudio de imagen, en donde se hará evidente el diagnóstico.

Cabe la pena recordar, que cuando existen cálculos en la vejiga, generalmente son secundarios a otro problema urológico (crecimiento prostático, estenosis de uretra, divertículos en la vejiga, material de sutura en la vejiga, etc), por lo que además de resolver el problema del cálculo, habrá que identificar y tratar la causa del mismo.

En la actualidad, el tratamiento consiste en la destrucción del cálculo mediante energía neumática y/o láser, retirando los fragmentos a través de la uretra. Este procedimiento es lo más novedoso para este tipo de problema, ya que anteriormente, el tratamiento de elección era la extracción del cálculo mediante cirugía abierta, sin embargo, ha quedado en desuso debido a los tiempos de recuperación prolongados, así como las posibles complicaciones derivados de este procedimiento.

La cistolitotripsia (destrucción de las piedras de la vejiga) es una cirugía segura, con alta tasa de efectividad, logrando fragmentar y extraer los cálculos en su totalidad, con un tiempo de recuperación corto, que incluso, en algunos casos, se puede realizar como una cirugía ambulatoria, en la que el mismo día de la cirugía, el paciente es egresado sin complicaciones.

Dejar un comentario

Tu email no será publicado